Kate Tempest (2017) Europe Is Lost, Let Them Eat Chaos. Londres: Fiction Records

Europa está perdida, América perdida, Londres perdido,  
aún así, estamos clamando victoria. 
Todo lo que son reglas sin sentido,  
no hemos aprendido nada de la historia. 
La gente está muerta en vida, 
cegados bajo el brillo de las calles. 
Pero mira cómo el tráfico todavía se mueve, 
el sistema es demasiado hábil para dejar de funcionar,  
el negocio es bueno. 
Y hay grupos de música cada noche en los pubs,  
hay «dos por uno» en bebidas en los clubs. 
Y nosotros nos lavamos bien, 
limpiamos el trabajo y las calles,  
y ahora lo único que queremos es algo de exceso. 
Mejor aún,  
una noche memorable que pronto olvidaremos. 
Toda la sangre que fue derramada, 
para que estas ciudades crecieran. 
Todos los cuerpos que cayeron,  
las raíces que fueron excavadas de la tierra 
para que se pudiera jugar a estos juegos. 
Lo veo esta noche en las manchas de mis manos,  
los edificios están gritando. 
Pero no puedo pedir ayuda, nadie me conoce. 
Hostiles, preocupados, solos,  
nos movemos en nuestras manadas. 
Y estos son los derechos con los que nacimos,  
trabajando y trabajando  
para así poder ser todo lo que queramos. 
Luego bailamos para olvidar el trabajo fastidioso, 
pero incluso las drogas se han vuelto aburridas. 
Bueno, el sexo aún está bien cuando lo tienes. 

Dormir, soñar,  
mantener el sueño al alcance. 
Para cada sueño, no llores, no grites,  
consérvalo, sigue durmiendo. 
¿Qué voy a hacer para despertar? 

Siento el coste de ello presionando mi cuerpo,  
como si meto mis manos en los bolsillos 
y suavemente, camino y lo veo. 
Esto es todo lo que nos merecemos,  
los errores de nuestro pasado han vuelto a la superficie,  
a pesar de todo lo que hicimos para eliminar los rastros. 
Mi propio lenguaje está contaminado 
con todo lo que robamos para reemplazarlo con esto. 
Me mantengo callada,  
sintiendo el comienzo de la revuelta. 
Aunque las revueltas son pequeñas,  
los sistemas son gigantes. 
El tráfico sigue moviéndose,  
demostrando que no hay nada que hacer.  
Porque es un gran negocio,  
cariño, y su sonrisa es horrenda. 
Violencia vertical,  
una maldad estructural. 
Tus hijos son adictos a sedantes médicos,  
pero no te preocupes por eso. 
Hombre, preocúpate por los terroristas. 
El nivel del agua está subiendo. 
El nivel del agua está subiendo.  
Los animales, los elefantes, 
los osos polares están muriendo. 
Deja de llorar, empieza a comprar. 
¿Y qué pasa con el vertido de petróleo? 
¡Shh! A nadie le gusta un aguafiestas de mierda. 
Masacres, masacres, masacres, zapatos nuevos. 
Niños en guetos asesinados a plena luz del día 
por aquellos contratados para protegerles. 
Porno retransmitido en directo  
a los dormitorios de tus hijos preadolescentes. 
Techos de cristal, sin espacio sobre las cabezas. 
La mitad de una generación vive  
bajo el umbral de la pobreza. 
Oh, es la hora feliz en la calle principal, 
viernes por la noche por fin, chicos, ¡mi recompensa! 
Todo fue bien hasta que 
ese a ese chico le pegaron con un vaso 
en el último bar. 
El sitio se convirtió en un auténtico caos,  
puedes preguntarle a nuestro Lou.  
Fue una locura,  
la carretera se tornó roja, de color burdeos. 
¿Y qué pasa con los inmigrantes? 
No puedo soportarlos,  
sobre todo, me preocupo de mis cosas,  
solo vienen aquí para hacerse ricos. 
Es una enfermedad. 
¡Inglaterra! ¡Inglaterra! ¡Patriotismo! 
¿Y te preguntas por qué los niños  
quieren morir por la religión?  
Funciona así, trabaja toda tu vida por una miseria,  
tal vez consigas ser encargado. 
Suplica por un aumento,  
Tacha los días color beige  
sobre tu calendario de chicas en bikini. 
Los anarquistas están desesperados por destrozar algo,  
fotos escandalosas de raperos de moda 
en revistas glamurosas, ¿quién sale con quién? 
Dinero de políticos en un sobre,  
sorprendido esnifando rayas  
de los pechos protésicos de una prostituta.  
Ahora está de vuelta en la Cámara de los Lores 
con las muñecas magulladas (por las esposas). 
Abducen niños y joden las cabezas de cerdos muertos,  
pero él con su sudadera y un par de porros. 
Encarceladle, él es el criminal. 
Encarceladle, él es el criminal. 
Es la generación de «nos aburrimos de todo»,  
el producto de la publicidad por emplazamiento
y la manipulación. 
Disparadles, brutal, deber de socorro. 
Venga, zapatos nuevos, precioso cabello, ¡tonterías! 
Baladas de sacarina y selfis,  
y selfis, y selfis. 
Y aquí estoy yo, fuera del palacio del yo. 
construyo una personalidad y una psicosis. 
Mientras la gente estaba muerta en sus rebaños, 
y no, nadie se dio cuenta.  
Bueno, algunos de ellos se dieron cuenta,  
lo podías saber por el emoji que postearon. 

Duerme como si una mano cubierta con un guante  
te tapara los ojos. 
Las luces son tan agradables y relucientes,  
y soñemos. 
Pero algunos de nosotros estamos atascados  
como piedras en un rebufo. 
¿Qué voy a hacer para despertar? 

Estamos perdidos, estamos perdidos, estamos perdidos,  
y nada parará, nada se detiene. 
Tenemos ambiciones y amistades,  
y noviazgos en los que pensar. 
Divorcios por los que beber al pensar en  
el dinero, el dinero, el petróleo. 
El planeta está temblando y echado a perder, 
y la vida es un juguete,  
un vestido que ensuciar. 
El trabajo duro, el trabajo duro. 
No puedo ver un desenlace en absoluto,  
solo el final. 
¿Cómo es esto algo que se mantenga? 
Cuando los hombres de la tribu mueren es sus desiertos 
para hacer hueco a estructuras extranjeras. 
Desarrollo, desarrollo.  
Y mata lo que encuentres si te amenaza. 
No hay rastro de amor en la caza del ciervo más grande,  
aquí en la tierra donde a nadie le importa una mierda. 

Kate_Tempest

Kate Tempest

Kate Tempest és el nom artístic de Kate Esther Calvert. Va néixer a Brockley el 1985 i és poeta, dramaturga i intèrpret d'spoken word i rap. L'any 2013 va guanyar el prestigiós premi de poesia Ted Hughes pel seu recopilatori Brand New Ancients, en reconeixement a la seva innovació en el gènere. El maig de 2014 va treure el seu primer àlbum, Everybody Down, pel qual va estar nominada al Mercury Music Prize. El setembre de 2016 va publicar el segon, Let Them Eat Chaos. La Poetry Society la considera la nova veu poètica més rellevant en llengua anglesa.